Indicador MACD Explicado

Compartir
Copied to clipboard!
Escuchar este artículo
00:00 / 00:00

La Media Móvil de Convergencia Divergencia (MACD) es un indicador de tipo oscilador ampliamente utilizado por traders para análisis técnico (AT). El MACD es un instrumento de seguimiento de tendencias que emplea medias móviles para determinar el momento (“momentum”) de un valor, criptomoneda u otro activo negociable.

Desarrollado por Gerald Appel a finales de la década de 1970, el indicador de Media Móvil de Convergencia Divergencia rastrea acciones del precio que ya han tenido lugar y, por tanto, cae en la categoría de indicadores retrospectivos (que proporcionan señales en base a acciones del precio o datos pasados). El MACD puede resultar útil para calibrar el momento de mercado y las posibles tendencias del precio, por ello es utilizado por muchos traders para identificar puntos de entrada y salida potenciales.

Antes de sumergirnos en los mecanismos del MACD, es importante comprender el concepto de medias móviles. Una media móvil (MA) es simplemente una línea que representa el valor medio de datos previos a lo largo de un periodo de tiempo predefinido. En el contexto de los mercados financieros, las medias móviles se encuentran entre los indicadores de análisis técnico (AT) más populares, y pueden ser divididas en dos tipos distintos: medias móviles simples (SMAs) y medias móviles exponenciales (EMAs). Mientras las SMAs ponderan de igual manera todos los datos de entrada, las EMAs asignan mayor importancia al valor de los datos más recientes (puntos de precio más nuevos).


Funcionamiento del MACD

El indicador MACD se genera mediante la resta de dos medias móviles exponenciales (EMAs) que da lugar a una línea principal (línea MACD), y que a continuación es empleada para calcular otra EMA que representa la línea de señal.

A esto hay que añadir el histograma del MACD, que se calcula en base a las diferencias entre las dos líneas en cuestión. El histograma, junto con las otras dos líneas, fluctúa arriba y abajo en torno a un eje central, conocido como línea cero.

Por tanto, el indicador MACD consta de tres elementos que se mueven en torno a la línea cero:

  • La línea MACD (1): ayuda a determinar el momentum alcista o bajista (tendencia de mercado). Se calcula restando dos medias móviles exponenciales (EMA). 

  • La línea de señal (2): una EMA de la línea MACD (habitualmente una EMA de 9 periodos). El análisis combinado de la línea de señal y la línea MACD puede resultar útil para identificar cambios de tendencia o puntos de entrada y salida potenciales.

  • Histograma (3): representación gráfica de la divergencia y convergencia de las líneas MACD y de señal. Dicho de otra forma, el histograma se calcula en base a las diferencias entre ambas líneas.

Indicador MACD Explicado


La línea MACD

En general, las medias móviles exponenciales se calculan en base a los precios de cierre de un activo, y los periodos empleados para medir ambas EMAs se establecen habitualmente en 12 periodos (más rápida) y 26 periodos (más lenta). El periodo puede configurarse de distintas maneras (minutos, horas, días, semanas, meses), pero este artículo se centrará exclusivamente en rangos los diarios. Aún así, es bueno tener en cuenta que el indicador MACD puede personalizarse para acomodarlo a diferentes estrategias de trading.

Partiendo de los rangos temporales estándar, la línea MACD se calcula restando a la EMA de 12 días la EMA de 26 días.

línea MACD =EMA 12d - EMA 26d

Como ya se ha indicado, la línea MACD oscila arriba y abajo de la línea cero, señalando de esta forma los cruces del eje central -esto advierte a los traders del momento en que las EMAs de 12 días y de 26 días están intercambiando su posición relativa.


La línea de señal

Por defecto, la línea de señal se calcula a partir de la EMA de 9 días de la línea principal y, como tal, proporciona más información sobre sus movimientos previos.

línea de Señal=EMA 9d de la línea MACD

A pesar de que no siempre son eventos precisos, cuando la líneas MACD y de señal se cruzan, habitualmente se consideran señales de reversión de tendencia, especialmente cuando se producen en los extremos del gráfico MACD (bastante por encima o por debajo de la línea cero).


El histograma MACD

El histograma no es más que un registro visual de los movimientos relativos de las líneas MACD y de señal. Se calcula, simplemente, restando una de la otra:

histograma MACD =línea MACD - línea de señal

Sin embargo, en lugar de añadir una tercera línea móvil, el histograma está formado por un gráfico de barras -lo que hace que sea visualmente más fácil de leer e interpretar. Cabe señalar que las barras del histograma no tienen nada que ver con el volumen de trading del activo.


Ajustes del MACD

Como se ha señalado, la configuración predeterminada para el MACD se basa en los EMAs de 12, 26 y 9 periodos -por lo tanto, un MACD (12,26,9). Sin embargo, algunos analistas técnicos y chartistas cambian la configuración de periodos con el objetivo de conseguir un indicador más sensible. Por ejemplo, el MACD (5,35,5) es uno de los que se usan con frecuencia en los mercados financieros tradicionales junto con intervalos de tiempo más prolongados -como por ejemplo gráficos semanales o mensuales. 

Vale la pena señalar que debido a la elevada volatilidad de los mercados de criptomonedas, el incremento de la sensibilidad del indicador MACD puede ser arriesgado porque puede conducir con gran probabilidad a un mayor número de falsas señales e informaciones engañosas.


Cómo leer gráficos MACD

Como el nombre sugiere, el indicador de Media Móvil de Convergencia Divergencia rastrea las relaciones entre medias móviles, y la correlación entre las dos líneas puede ser descrita como convergente o divergente. Convergente significa que las líneas gravitan una hacia la otra, mientras que divergente alude al hecho de que se separan.

Aún así, las señales relevantes del indicador MACD están relacionadas con los así llamados “crossovers” (cruces), que se producen cuando la línea MACD cruza por encima o debajo del eje central (crossover de eje central), o por encima o debajo de la línea de señal (crossover de línea de señal).

Hay que tener en cuenta que tanto los crossovers de eje central como los de línea de señal pueden producirse múltiples veces, produciendo muchas señales falsas y engañosas -especialmente en relación con activos volátiles, tales como las criptomonedas. Por consiguiente, uno no debería apoyarse en el indicador MACD de forma exclusiva.


Crossovers de eje central

Los crossovers de eje central se producen cuando la línea MACD se desplaza hacia el área positiva o negativa. Cuando cruza por encima del eje central, el valor positivo del MACD indica que la EMA de 12 días es más grande que la de 26 días. Por contra, un MACD negativo se muestra cuando la línea MACD cruza por debajo del eje central, lo que significa que la media de 26 días es más elevada que la de 12 días. En otras palabras, una línea MACD positiva sugiere un impulso alcista más acentuado, mientras que una negativa puede indicar un empuje bajista más intenso.


Crossover de la línea de señal

Cuando la línea MACD cruza por encima de la línea de señal, los traders a menudo lo interpretan como una oportunidad potencial de compra (punto de entrada). Por el contrario, cuando la línea MACD cruza por debajo de la línea de señal, los traders tienden a considerarlo una oportunidad de venta (punto de salida).

A pesar de que los crossovers pueden resultar útiles como señales, no siempre son fiables. Por ello vale la pena tener en cuenta en qué parte del gráfico ocurren como forma de minimizar el riesgo. Por ejemplo, si el crossover indica compra pero el indicador de la línea MACD se encuentra por debajo del eje central (negativo), las condiciones de mercado todavía podrían considerarse bajistas. Por otro lado, si el crossover de una línea de señal indica un punto de venta potencial, pero el indicador de la línea MACD es positivo (es decir, se halla por encima de la línea cero), las condiciones de mercado probablemente serán alcistas. En tal escenario, seguir la señal de venta puede conllevar un riesgo mayor (respecto a la tendencia mayor).


MACD y divergencias de precios

Junto con los crossovers de eje central y de línea de señal, los gráficos MACD pueden proporcionar también indicios a través de las divergencias entre los mismos y la acción del precio del activo. 

Por ejemplo, si la acción del precio de una criptomoneda alcanza un máximo creciente mientras el MACD genera un máximo decreciente, nos encontramos con una divergencia bajista, que indica que a pesar del incremento de precio, el momentum alcista (la presión de compra) no es ya tan intenso como había sido. Las divergencias bajistas se interpretan habitualmente como oportunidades de venta porque tienden a preceder a reversiones del precio.

Por el contrario, si la línea MACD forma dos mínimos crecientes que se alinean con dos mínimos decrecientes en el precio del activo, se considera que existe una divergencia alcista, que sugiera que a pesar de la disminución del precio, la presión de compra es más fuerte. Las divergencias alcistas tienden a preceder reversiones del precio, apuntando de forma potencial a un suelo del precio a corto plazo (de una tendencia bajista a una alcista).


Reflexiones finales

En lo que se refiere a análisis técnico, el oscilador de la Media Móvil de Convergencia Divergencia es una de las herramientas disponibles más útiles. No solo porque es relativamente fácil de usar, sino también porque es bastante efectiva para la identificación de tendencias y momentos de mercado.

Sin embargo, como la mayoría de indicadores de AT, el MACD no siempre es preciso y puede proporcionar numerosas señales falsas o engañosas -especialmente en relación con activos volátiles o en el marco de tendencias débiles o acción del precio lateralizada. Por consiguiente, muchos traders emplean el MACD junto con otros indicadores -como por ejemplo el indicador RSI- para reducir riesgos y confirmar de forma más sólida las señales.

Loading