¿Qué es el Dinero Fíat?

Compartir
Copied to clipboard!
¿Qué es el Dinero Fíat?
Escuchar este artículo
00:00 / 00:00

¿Qué es el Dinero Fíat?

El dinero fíat, en pocas palabras, es dinero de curso legal cuyo valor no deriva del hecho de ser un bien físico o mercancía, sino por ser emitido y respaldado por un gobierno. La fortaleza del gobierno que establece el valor de una moneda fíat es clave para esta forma de dinero. La mayoría de países del mundo utilizan el sistema monetario fíat para adquirir bienes y servicios, así como para invertir y ahorrar. El dinero fíat sustituyó al patrón oro y otros sistemas de dinero mercancía como mecanismo para establecer el valor de curso legal.


El Ascenso del Dinero Fíat

El dinero fíat se originó en China hace algunos siglos. La provincia de Szechuan empezó a emitir papel moneda durante el siglo XI. Al principio, ésta podía ser intercambiada por seda, oro o plata. Pero eventualmente, Kublai Khan llegaría al poder y establecería un sistema monetario plenamente fíat durante el siglo XIII. Los historiadores opinan que esta forma de dinero sería determinante para la caída del Imperio Mongol, con un gasto excesivo e hiperinflación como base de su declive.

El dinero fíat también se utilizaría en Europa durante el siglo XVII, siendo adoptado por España, Suecia y Holanda. El sistema fue un fracaso en Suecia y el gobierno acabaría abandonándolo por el patrón plata. A lo largo de los siguientes dos siglos, Nueva Francia en Canadá, las Colonias Americanas y, posteriormente, el gobierno federal de los EEUU también experimentarían con el dinero fíat con resultados desiguales.

En el siglo XX, los EEUU volverían a usar un sistema de dinero mercancía pero de una forma algo limitada. En 1933, el gobierno acabaría con la práctica de redimir papel moneda por oro. Ya en 1972, bajo la presidencia de Nixon, los EEUU abandonaría definitivamente el patrón oro, lo que en definitiva representaría su desaparición a escala internacional, y el paso a un sistema monetario plenamente fíat que se extendería por todo el globo.


El Dinero Fíat frente al Patrón Oro

El sistema monetario basado en el patrón oro permitía la redención del papel moneda por oro. De hecho, todo el papel moneda estaba respaldado por una cantidad finita de oro que era custodiada por el gobierno. Bajo un sistema de dinero mercancía, los gobiernos y bancos sólo pueden incrementar la masa monetaria de la economía si poseen una cantidad de oro equivalente al valor de la misma. Este sistema limitaba la capacidad del gobierno de crear dinero e incrementar el valor de su divisa basándose solamente en factores económicos.

En cambio, bajo el sistema fíat, el dinero no es redimible por otra cosa. Con el dinero fíat, las autoridades pueden alterar de forma directa el valor de su divisa y ligarlo a condiciones económicas. Los gobiernos y los bancos centrales nacionales tienen un mayor control sobre su sistema monetario y pueden responder a escenarios financieros cambiantes y crisis con diferentes instrumentos, como la banca de reserva fraccional y la implementación de expansiones cuantitativas.

Los defensores del patrón oro sostienen que un sistema de dinero mercancía es más estable porque está respaldado por algo físico y valioso. Los partidarios del dinero fíat replican que el precio del oro ha sido todo menos estable. En este contexto, la importancia o valor tanto del dinero mercancía como del dinero fíat pueden fluctuar. Sin embargo, con el sistema de dinero fíat, el gobierno tiene mayor flexibilidad para actuar cuando hay una emergencia económica.


Algunos Pros y Contras al Usar Dinero Fíat

Los economistas y otros expertos financieros no presentan un apoyo unánime al dinero fíat. Defensores y oponentes suelen discutir apasionadamente sobre los pros y contras de este sistema monetario.

  • Escasez: El dinero fíat no se ve afectado y condicionado por la escasez de una mercancía física como el oro.

  • Coste: El dinero fíat es más asequible de producir que el dinero mercancía.

  • Capacidad de Respuesta: El dinero fíat confiere a los gobiernos y a sus bancos centrales la flexibilidad necesaria para corregir las crisis económicas.

  • Comercio Internacional: El dinero fíat es usado por países de todo el mundo, lo que lo convierte en un mecanismo monetario adecuado para el comercio internacional.

  • Conveniencia: El dinero fíat no depende de reservas físicas de oro que requieren almacenamiento físico, protección, vigilancia y otros requisitos costosos.

  • Carencia de Valor Intrínseco: El dinero fíat no tiene valor intrínseco. Esto permite a los gobiernos crear dinero de la nada, lo que puede conducir a hiperinflación y al colapso del sistema económico.

  • Históricamente riesgoso: La implementación de sistemas monetarios fíat, históricamente, ha conducido a colapsos financieros, lo que sugiere que su uso presenta ciertos riesgos.

El Dinero Fíat frente a las Criptomonedas

El dinero fíat y las criptomonedas tienen en común el hecho de no estar respaldados por una mercancía física -pero eso es lo único que comparten. Mientras el dinero fíat está controlado por gobiernos y bancos centrales, las criptomonedas están en esencia descentralizadas, en gran medida gracias a un libro contable digital (ledger) denominado Blockchain.

Otra notable diferencia entre estos dos sistemas monetarios es la forma en que se emite la moneda. Bitcoin, como la mayoría de criptomonedas, tiene una masa monetaria controlada y limitada -a diferencia del dinero fíat que básicamente puede ser creado de la nada por los bancos, de acuerdo a lo que consideran las necesidades económicas de la nación.

Como forma digital de dinero, las criptomonedas no tienen una contrapartida física ni están limitadas por las fronteras, lo que favorece su capacidad para ser empleadas en transacciones internacionales. Además, las transacciones son irreversibles, y la particular naturaleza de las criptomonedas hace que sean más difíciles de rastrear que el dinero fíat.

Cabe señalar que el mercado de las criptomonedas es mucho más pequeño y, por lo tanto, mucho más volátil que los mercados tradicionales -esta es una de las razones por las que las criptomonedas todavía no han sido universalmente aceptadas, aunque a medida que la economía “cripto” crezca y madure, la volatilidad probablemente disminuirá.


Conclusión

El futuro de estas dos formas de dinero es incierto. Mientras las criptomonedas todavía tienen un largo camino por recorrer y, sin duda, deberán afrontar muchos desafíos; la historia del fíat demuestra la debilidad de esta forma de dinero. Esta es una de las grandes razones por las que mucha gente está explorando la posibilidad de adoptar las criptomonedas para las transacciones financieras -al menos en algún porcentaje.

Una de las ideas detrás de la creación de Bitcoin y el resto de criptomonedas es la exploración de una nueva forma de dinero construido sobre una red distribuida peer-to-peer. Es probable que Bitcoin no fuera concebido para reemplazar el sistema monetario fíat al completo, sino para ofrecer una red económica alternativa con el potencial de crear un sistema financiero mejor para una sociedad mejor.

Loading